Utilidades

Sacrificios sobre el altar de la belleza

 Sacrificios sobre el altar de la belleza 

 « La belleza es la manifestación de leyes naturales secretas, de que otra forma habrían permanecido escondidas de nosotros para siempre » , decía Goethe… 

La verdad que su dicho es muy coherente si pensamos en la belleza de la naturaleza… Pero los atributos de la belleza humana han sido muy marcados por el tiempo y el espacio. La imagen de la belleza humana cambio con el tiempo, atreves de la evolución de la moda mas sus estándares difieren también de un continente a otro, de un país a otro, de una comunidad a otra y hoy incluso de un individuo a otro. 

Existe en la historia de la humanidad muchos ejemplos en cuales podemos observar el esfuerzo arduo de los humano s por « corregir » la belleza natural que llevo en muchos casos a bizarros resultados. La belleza natural no fue siempre una moda, todo lo contrario: los esfuerzos humanos de aparentar de forma diferente de cual fue concebido por la naturaleza han llegado en muchas ocasiones al uso de métodos extremos. 

Modificando drásticamente los rasgos anatómicos básicos, la forma natural de algunas de las partes del cuerpo ganada después de millones de años de evolución, todo ello muestra que la belleza es es aveces lo que nosotros queremos que sea en un momento dado y no lo que la naturaleza creo. 

Vamos a exponer a continuación algunas ideas bizarras sobre la apariencia estética humana, que llevaron a una transformación profunda del cuerpo, a deformaciones que llevaban a veces hasta verdaderas mutilaciones, chocantes y brutales, que parecían una practica del verdadero arte de la crueldad. Y todo ello en el nombre de la belleza. 

La deformación de craneo conocida desde la prehistoria (muestran los descubrimientos arqueológicos) y atestada en el antigüedad, siendo practicada con el tiempo y de los hunos, de las poblaciones situadas en las islas del Pacifico, de los los arborigenos de Australia, tanto como por los indios americanos, incas, mayas, y de las poblaciones de America del Norte. 

Con la ayuda de unos dispositivos especiales utilizados para atar y apretar estas civilizaciones tenían como costumbre modelar los cráneos de los niños amoldaban la frente , aplastaban los laterales de la cabeza, alargaban el craneo todo ello para que este se desarrolle hace arriba alargándose lo mas posible. 

Cabezas con formas extrañas han sido desenterradas en muchos sitios arqueológicos americanos, y la costumbre de la deformación del craneo ha sido practicada en los lares americanos hasta en la época moderna, como pruebas de ello quedan los dibujos, las pinturas que representan tanto a los bebes « puestos a modelar » como a los adultos  a cual se les pueden observar el resultado de este proceso de belleza. 

El atado de los pies ha sido practicado en China empezando con el fin de la dinastía Tan (los años 900) y se hizo cada vez mas popular en las clases superiores de los tiempos de la dinastía Song (los años 1000-1200). En el periodo de las dinastías Ming y Ching (los años 1300-1900) esta costumbre se propago en toda la población china. En el año 1911 ha sido prohibida esta practica mas esta moda de atar los pies continuo unas décadas mas. La practica de deformación de los pies se practico aproximadamente 1000 años, tiempo en cual se estimo que mas de un millard de mujeres han tenido los pies deformados. 

Se dice que todo empezó por la amante de un príncipe chino, ella tenia los pies muy pequeños, y un andar gracioso que parecía que resbalaba sobre una manta de lirios mientras andaba. La leyenda dice que la apodaron la mujer con los pies de lirio y que la convirtieron en un símbolo de belleza por ello las demás mujeres empezaron a imitarla. Un otro mito habla de una reina nacida con los pies torcidos y dice que por solidaridad todas las mujeres decidieron atar sus pies para parecerse a ella. 

« Los pies Lotus » tal como eran nombrados las deformaciones de los pies, eran el resultado de un calvarios de muchos años y los efectos que tenían sobre la salud física y psíquica de las señoritas y señoras que los poseían  eran muy graves. 

Esta costumbre implicaba atar las tallas de los pies desde una edad muy temprana, de tal forma que se rompa el arco del pie, y la Talpa del pie volverse cada vez mas pequeña. El pie era deformado completamente, los dedos llegaban hasta el talón el andar era muy doloroso, el riesgo de infecciones era elevado y el olor insoportable. A pesar de todos estos síntomas los pies pequeños representaban un símbolo de belleza, las mujeres que no se prestaban a ello no tenían posibilidades de un matrimonio feliz. 

Calzadas con zapatos en miniatura, no mas largos de 10 cm, las mujeres chinas que han sufrido esta tortura solo podían andar con pasos pequeños, y tenían un andar balanceado, debido a que el equilibrio natural del cuerpo era afectado por las dimensiones desproporcionadas de los pies y por el hecho que tenían que andar sobre los dedos. Y este andar « Lotus » parecía ser el encanto de las mujeres con los pies atados y constituía una atracción erotica que era asociada a este fenómeno. A pesar de ello los pies descalzos no eran considerados igual de atractivos y algunos hombres preferían no verlos nunca. Sinceramente no es de sorprender ya que ver este tipo de deformación no podría producir ninguna atracción. 

Ademas del aspecto sexual, los pies atados se convirtieron en un símbolo de castidad se consideraba que las mujeres que poseían estas deformaciones eran esposas ideales debido a que su movilidad era limitada y su andar era difícil. Como consecuencia estas mujeres salían muy pocas veces de su casa y cuando lo hacían necesitaban acompañante para poder andar, de esta forma no existía el riesgo que una mujer así pueda serle infiel a su marido, o implicarse en la política, o tener cualquier otro comportamiento considerados menos dignos para una mujer « respetable ». 

Esta practica empezó a ser abandonada al principio del siglo XX, cuando las chinas mas educadas empezaron a entender que los occidentales, a pesar de ser fascinados, en cierta medida, de la originalidad de este tipo de costumbre exótica, estaban inclinados a considerarlo una tortura y un limite de la libertad de la mujer. Como consecuencia y poco a poco esta practica desapareció. Las feministas chinas han contribuido a la desaparición de esta costumbre que era una tortura degradante. 

Lo que no han conseguido los edictos imperiales deliberados en los primeros años del siglo XX, a través de cual se intento radicar esta practica, lo conseguio la interdicción impuesta por el régimen comunista, después de la toma del poder en el año 1949: la practica de atar los pies esta prohibida y hoy en día

Articulo escrito por:  Cristinela Niculescu 

mujeres, belleza, naturaleza, moda

Tumblr

ATENCIÓN: este artículo está escrito con objetivo informativo. Las reacciones podrán ser de una persona a otra y nosotros no nos asumimos la responsabilidad de los posibles resultados obtenidos. Cada persona debe elegir, bajo su propia responsabilidad, lo que considera que le va bien más lo recomendable es consultar a un médico de especialidad antes de hacer cambios en la alimentación y/o en el estilo de vida. Los artículos tienen sólo objeto informativo, son escritos por autores independientes y debido a que no son artículos científicos de especialidad, deben ser tratados como tal.

!Te agradecemos que leyeras nuestro artículo y te deseamos un dÍa de éxito!

Si te gustaron las informaciones y las encuentras útiles; te invitamos registrarte gratuitamente a nuestra comunidad esotérica. De esta forma vas a recibir a tiempo todas nuestras novedades. Al registrarte vas a recibir en tu dirección de email,como regalo de bienvenida el conjuro de limpieza para toda la vida.

!No olvides verificar tu dirección de correo electrónico para confirmar tu registro!

Bienvenida a nuestra comunidad TuGuiaEsoterica

También te gustará

Comentarios (0) No hay comentarios aún, se el primero en comentar

INICIA SESIÓN PARA COMENTAR

Este sitio web usa cookies, puedes ver la política de cookies, Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Aceptar